loader
RECETAS

Pechugas de pato a la parrilla con mole colorado

El mole colorado es una especialidad de Oaxaca que se prepara con chile ancho, semillas y especias. Esta perfecta combinación de sabores logra producir un rico mole. Si el pato asado cubierto con salsa de mole no logra despertar tu paladar, nada lo hará.


  • Rinde
    4 porciones
  • preparación
    45 min
    Cocción
    1 min
  • Dificultad
    9/10

LISTA DE INGREDIENTES

  • 6 o 7 chiles anchos secos (3 ½ oz aprox.), con tallo y sin semillas
  • 3 cdas. de aceite vegetal, como aceite de canola prensado por expulsión
  • ¾ de taza de tomates asados al fuego troceados, en lata
  • 2 rebanadas (aprox. 2 oz en total) de firme pan blanco tostado, desmenuzado
  • 1 cebolla pequeña, algo picada
  • 5 dientes de ajo, asados y pelados
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • ¼ de cdta. de canela molida
  • Una pizca de pimienta negra molida y otra de clavo de olor molido
  • ¼ de taza de Modelo Negra
  • 2 cdas. de azúcar
  • 2 cdtas. de sal
  • 4 pechugas de pato con piel deshuesadas, 2 libras aprox.
  • Hojas de cilantro fresco para decorar

Preparación

Parte los chiles sin semillas en trozos grandes. Calienta a fuego medio 2 cucharadas de aceite en una cacerola de tamaño mediano. Añade unos cuantos pedazos de chile de uno en uno, y tuéstalos brevemente en el aceite hasta que empiecen a cambiar de color, unos 30 segundos. Con unas pinzas, colócalos en la licuadora. Repite hasta tostar todos los pedazos de chile. Pon a un lado la sartén con el aceite.

Agrega los tomates, el pan, la cebolla, el ajo, el orégano, la canela, la pimienta negra y los clavos en la licuadora con los chiles. Añade 1½ taza de agua caliente. Mezcla hasta tener un puré muy suave. Con un colador, cuela el puré en un tazón mediano.

Calienta la sartén con aceite a fuego medio hasta que esté caliente. Añádele la mezcla de chile colado. Cocínala revolviendo (ten cuidado ya que la mezcla salpicará) hasta que la mezcla se espese y adquiera un color rojo intenso, por unos 10 minutos.

Agrega 2¼ tazas de agua y la Modelo Negra. Hiérvela. Reduce la temperatura a fuego bajo. Cocina a fuego lento, revolviendo con frecuencia, hasta que la mezcla se espese hasta obtener la consistencia de la salsa cremosa, por unos 20 minutos. Sazónala con sal y azúcar. Pruébala y ajusta los condimentos si es necesario. Mantén la temperatura. (La salsa se puede hacer con unos días de antelación; recaliéntala y sazónala de nuevo antes de servir).

Calienta el horno a 375 grados. Seca el pato con una toalla de papel. Sazónalo por ambos lados con sal. Calienta una cucharada de aceite en una sartén grande antiadherente a fuego medio-alto. Coloca el pato con la piel hacia abajo. Cocínalo hasta que la piel se dore bien, alrededor de 3 a minutos. Voltéalo para que las pechugas se doren por el otro lado durante 3 o 4 minutos. Ponlo en el horno; cocínalo hasta que esté a medio cocinar, unos 4 minutos.

Coloca el pato en platos individuales. Sírvelo cubierto con mucha salsa de mole caliente. Finalmente, añade cilantro.

Variación con pollo: Sustitúyelo con pechugas de pollo con piel y sin hueso.